Haz tu propia NES Classic Mini con una Raspberry Pi

Hace muy poco tiempo salió la nueva consola de Nintendo, la NES Classic Mini, rememorando aquella consola de los 80 que causó tanto furor. Hoy os hemos querido traer una solución muy barata de como simular dicha consola con apenas 3 simples componentes. 

nes classic mini raspberry pi

Requisitos

Hardware

  • Una Raspberry PI 3 Modelo B. Disponible desde 35€ aquí:  https://goo.gl/ipJJqw
  • Un mando NES con salida USB. Disponible desde 3€ aquí: https://goo.gl/mDiyyM.
  • Un cable HDMI.
  • Una tarjeta SD (sin requisito de memoria mínima).

Recomendados

Si tenemos una carcasa, la manera de montarla es muy sencilla e intuitiva. Simplemente debemos coger la caja desmontarle e introducir la Raspberry PI deslizándola de manera que las ranuras concuerden con las de la parte frontal de la caja. Si lo hemos hecho bien, las lengüetas, con las que cuenta, deberán engancharse automáticamente. A su vez se pueden colocar disipadores de calor aún con la caja.

Software

Tras haber montado la parte de hardware, tocará ahora pasar a configurar todo el sistema. Para ello requeriremos de:

  • Un ordenador con Windows, Mac o Linux y una ranura para tarjetas SD para cargar el sistema operativo del Pi.

El software principal que usaremos será Retropie, un proyecto basado en el sistema Raspbian mediante el cual podemos utilizar nuestra Raspberry PI como una consola de juegos-retro. Esta versión cuenta además con una interfaz gráfica (EmulationStation) que facilita mucho más la hora de trabajar con ella. Este emulador se puede descargar en la página oficial de Retropie. Gracias a el tendremos una experiencia plena.

nes classic raspberry pi

Instalación

Tras haber descargado Retropie, simplemente deberemos descomprimir la imagen y quemarla en nuestra tarjeta microSD. Para poder hacer esto podremos usar herramientas como Win32DiskImager para Windows, Apple Pi Baker para macOS o Unetbootin para Linux. 

Nota: En caso de que no se visualice la imagen deberemos darle formato FAT32 a nuestra tarjeta y volver a quemarla.

Si todo ha salido correctamente al conectar el cable HDMI de nuestra pantalla a la Raspberry PI, encenderemos nuestro sistema y debe observarse un menú de configuración. En caso de que no ocurra así, deberemos repetir el proceso o probar con otra versión de Retropie.

Configuración

Al iniciar Retropie como ya hemos dicho anteriormente nos aparecerá una primera pantalla donde debemos configurar el mando para movernos por los menús. 

Tras esto pasaremos a configurar todo el sistema:

  • Asumiendo que el cable HDMI es el controlador de video y audio debemos ir a los ajustes de audio y seleccionar HDMI de la lista de salidas. El valor por defecto es “Auto” pero lo pondremos en la opción HDMI para resolver algunos problemas. 
  • Si por motivos de seguridad queremos cambiar la contraseña deberemos poner passwd. El nombre de usuario es pi y la contraseña es raspberry.
  • Si queremos configurarlo mediante WIFI y no estamos utilizando una cable de red Ethernet deberemos ir a “WiFi” en el menú y conectarnos a una red. Para actualizar los paquetes del emulador: Ejecutar los comandos sudo apt-get update y sudo apt-get upgrade para descargarlos. Luego solo tendremos que reiniciar el sistema para completar las actualizaciones.

Una vez terminada la actualización ya tendremos una configuración básica de nuestro sistema Retropie.

Juegos

¡Empezamos con lo divertido! Para poder pasar los juegos a nuestra Pi, deberemos extraer su microSD e introducirla en nuestro ordenador. En ella veremos 4 carpetas de las cuales solo nos preocuparemos por la de “ROMS”. Si accedemos a ésta veremos muchas subcarpetas cada una para un sistema donde irán nuestros archivos de los juegos.

Para poder tener todos los juegos de la NES Classic Mini en nuestra Pi, deberemos descargar las ROM. Cabe añadir que esto en el mayor de los casos no es legal por lo que no os podremos poner ningún juego. No obstante podéis encontrar los juegos que queráis en páginas como Emuparadise.

Tras haber copiado los juegos a la carpeta de roms simplemente colocaremos la microSD en el sistema y… ¡a jugar!

Conclusión

Como veis es una alternativa bastante más barata a la mítica consola de Nintendo NES Classic. Si es verdad que el aspecto no será el mismo pero la diversión está asegurada y tendremos la misma sensación que si comprásemos la propia consola en la tienda oficial. Además de todo lo anterior cabe destacar que podemos añadirle infinidad mas funcionalidades e incluso usar la Pi para muchas otras cosas.

Es nuestro primer tutorial sobre Raspberry Pi pero no será el último. Estad atentos, ¡os sorprenderéis!

Nota: Si no habéis entendido algún paso aquí tenéis un vídeo explicativo

¡Comparte si te ha gustado!

Estudiante de Ingeniería Informática, amante de la tecnología.

2 Comentarios

  1. Pingback: DMPK

  2. Pingback: dan anton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 2 =